Buscar este blog

miércoles, 16 de abril de 2014

Escoliosis y Pies Cavos.



Generalmente las variantes de pie cavo como causa de escoliosis son poco frecuentes. Solo en los casos de asimetrías marcadas cuando éstos son causa de alteraciones ascendentes en varo tibial que se traduce en basculaciones hacia el miembro mayormente afectado.


Difícilmente, los pies cavos provocan lateralizaciones de la columna vertebral y solo en casos muy adversos.
He tratado a un sinnúmero de pacientes de pies cavos con escoliosis. Siendo reiterativo el provocado por los arcos asimétricos. 
Es un error pasar por alto el diagnóstico de pie cavo y más lo es aún, el no tratarlo.
El hecho de que sea silencioso o asintomático en sus inicios lo hace más preocupante en cuanto a las complicaciones futuras.

Muchos se sorprenden cuando yo comento que es más difícil tratar unos pies cavos que unos pies planos. La diferencia estriba en la calidad de las articulaciones. Mientras que en los pies con arcos planos los ligamentos y tejidos adyacentes son laxos y para mí, fácilmente moldeables con técnicas especiales.  Los pies con arcos cavos son más compactos en sus estructuras anatómicas, los ligamentos más fuertes al igual que la masa muscular que los compone y como consecuencia, el manejo es difícil.

Este tipo de arcos son extraordinarios para correr y brincar, por lo que la mayoría de los deportistas sobresalientes tiene este tipo de arco. Son muy estéticos, en las mujeres luce mucho con zapatillas o tacones altos. Igual son seguidos de complicaciones como; genu varo progresivo, talones en varo, luxaciones externas de tobillos, ortejos en “martillo”, Hallux Valgus frecuentes, espolón calcáneo y consecuencias en la columna vertebral, en los niños, deforma el calzado considerablemente. Debe de ser cuidado y vigilado durante el transcurso de la vida, a fin de evitar las complicaciones arriba señaladas. 

Dr. JOSÉ CARLOS DÁVILA LEZAMA

Biografía: http://drpiecitos.wix.com/sincirugias


jueves, 10 de abril de 2014

Escoliosis Vs Lateralización de la Columna Vertebral. Diferencias.








Antes y después de 18 meses de Tratamiento con Alineación Corporal SIN cirugías.

Radiografías de Osteogénesis imperfecta de la Pelvis ósea.
Diferencias Anatómicas claras desde los conceptos tradicionales entre Escoliosis y las Osteogénesis Imperfecta de cadera que provoca Lateralización de la columna vertebral. Un caso clínico Significativo.

Es frecuente confundir los casos clásicos de Escoliosis, que son más comunes que los de la Lateralización de la Columna Vertebral. Se diferencian ya que las primeras involucran la curvatura de la columna en forma de S o C y las lateralizaciones en forma  de  angulaciones secundarias a una anormalidad de los miembros inferiores incluyendo la pelvis ósea.

En las Escoliosis, están incluidas curvaturas que las conforman varias vértebras formando las concavidades correspondientes que clasifican la gravedad de ésta.

En las lateralizaciones de columna, dependiendo su origen que también puede ser secundarias a un Trauma o accidente en los sitios anatómicos mencionados. Generalmente está involucrada una o dos vértebras que provocan la Lateralización total de la columna como el caso que nos ocupa.
Entre éstas dos entidades, la Escoliosis y la Lateralización de la columna, existe una entidad en tránsito o evolución que correspondería a una complicación de la columna como efecto secundario tardío o secuela final.
La origina también las luxaciones de cadera sin tratamiento y las desproporciones de miembros pélvicos inferiores por cualquier causa.


Caso Clínico:
Escoliosis por osteogénesis imperfecta de cadera en una paciente de 18 años de edad donde se muestra la variación de los ejes longitudinales de la espalda a lo largo de 12 meses de tratamiento. De 17 grados inicial a ocho grados en el transcurso del procedimiento.

El abordaje terapéutico consiste en colocación de corsés graduables tipo Taylor, plantillas compensadoras para nivelar los miembros inferiores y terapia de marcha para corregir la rotación interna de predominio izquierdo.
También se trata el Genu Varo moderado asimétrico de predominio en la pierna izquierda y el varo del talón izquierdo.

El objetivo durante la terapia es evitar la progresión de la escoliosis y la deformación de las piernas.
Es importante mencionar que la respuesta es lenta dada la magnitud de la malformación de la pelvis que se encuentra completamente asimétrica como lo muestran las radiografías, sin embargo, se puede contribuir a hacer menos severo el proceso deformativo natural como efecto colateral en algunas osteogénesis imperfecta de pelvis. No debemos confundir ésta patología con las luxaciones congénitas de cadera.
Esta paciente representa dos casos en diez mil dentro de mi casuística personal.
A continuación expondré los elementos de alineación con ortesis adaptadas y elaboradas a las necesidades clínicas del proceso evolutivo mismas que fueron modificadas a lo largo del tratamiento.
Por ser un caso de poca incidencia clínica en los pacientes de escoliosis, es importante analizarlo desde el punto de vista multidisciplinario.

La Causa de la gran basculación de la espalda en el caso clínico que nos ocupa, se muestra en éstas radiografías. La malformación ósea de la pelvis origina la gran angulación de la columna vertebral.

Los efectos clínicos como consecuencia son: Basculación de Hombros y cadera, desproporción de Miembros Pélvicos inferiores de predominio derecho siendo más corto que el izquierdo, efecto de Varo en la región tibial y peroné con talón supinado y pie izquierdo en rotación interna.

Se utilizaron, además de ejercicios de elasticidad ya mencionados, los elementos ortésicos de alineación para la espalda, plantillas asimétricas en zapato ortopédico modificado, manguera rotadora externa unilateral con fijadores a muslos con velcros de contacto y una barra asimétrica para compensar la desproporción de miembros pélvicos inferiores con efecto pronador para el pie izquierdo.
Cada elemento ortésico se utilizó en forma alterna en promedio de dos a tres horas al día y en diferentes tiempos.
Se puede observar en el muslo izquierdo de la paciente,  una cicatriz  producto de un intento quirúrgico por otros médicos sin ningún resultado positivo en años anteriores con la finalidad de intentar corregir el defecto.

En la presente, se observa desde el inicio del tratamiento y 18 meses después, si bien no se logra corregir la osteogénesis imperfecta que ocasiona ésta gran angulación de la espalda, sí se logra modificar los ángulos correspondientes.

Comentario:
El acto quirúrgico es bueno cuando éste nos ofrece buenos resultados pero cuando el paciente no obtiene ningún beneficio se vuelve contradictorio y ocasiona desilusión en los pacientes o en los familiares de éste.
Hoy existen alternativas que pueden complementar o suprimir la cirugía aunque se lleve más tiempo como en éste caso referido.

Insisto en el tratamiento multidisciplinario con las alternativas que se tengan al  alcance para el beneficio de cada paciente  y con patologías poco comunes incluyendo a Alineación Corporal SIN cirugías entre muchas otras técnicas más.















Biografía: http://drpiecitos.wix.com/sincirugias



miércoles, 26 de febrero de 2014

¿YA EMPIEZA a CAMINAR TU BEBÉ? Elige el zapato correcto.




Existen verdaderas contradicciones en éste tema en particular y son respetables todas, desde las populares hasta las de mi compañeros médicos, sobre todo los Pediatras.


Nunca me ha gustado dejar la evolución de la marcha de los niños a la Estadística que dice que el 80% de los niños modificará su marcha a lo normal en pocos meses, si bien, esto es en parte cierto, el 20 % restante le irá mal en cuanto a caídas constantes o deformación de sus piernas.
La pregunta que nos hacemos en ese momento es : a qué porcentaje pertenece nuestro niño o niña ? Un buen deseo de que sea del 80% no es suficiente. Todos los padres desearíamos que así fuera.

Para su tranquilidad, existen zapatos adecuados para prevenir y reforzar ese 80% o contrarrestar la amenaza del 20%. Son cómodos y muchas veces muy bonitos y presentables de distintos colores que combinan con la personalidad de cada niño o niña ya que a muchos padres nos preocupa la estética del calzado.

No necesariamente son Ortopédicos, aunque sería lo ideal, incluso hay tenis de Horma Recta. La creencia de que el zapato Ortopédico es duro, más grande de lo normal e incómodo, la verdad es que son fácilmente tolerables por todos los niños si éstos no llevan arcos o plantillas dentro del calzado que a veces simula una verdadera piedra dentro del zapato.

Ante la duda, consulta con tu Ortopedista de confianza y verás que juntos, sabrán elegir y vigilar la forma de caminar de tu niño o niña.

RECUERDA QUE: NO SIEMPRE LOS ZAPATOS BONITOS SON LOS MEJORES.

El calzado que debemos utilizar es imprescindible y de acuerdo a las exigencias del momento de hacer las valoraciones entre marcha y forma de los pies. La horma normal siempre terminará por hacer más grave el problema o intensificar las anormalidades de la anatomía del pie y la marcha en rotación interna. Recordemos que: Los zapatos de horma normal están diseñados para los niños que camina normal y tiene sus miembros inferiores y sus pies en alineación normal.








Dr. JOSÉ CARLOS DÁVILA LEZAMA

Biografía: http://drpiecitos.wix.com/sincirugias


ESCOLIOSIS: Un error frecuente en Ortopedia


La escoliosis (en griego: skoliōsis, de skolios, "torcido") es una desviación del raquis que tiene como resultado que la columna vertebral de una persona se curve de lado a lado. Aunque es una compleja deformidad tridimensional, en una radiografía vista desde atrás, la columna vertebral de una persona con escoliosis típica puede verse más como una "S" o una "C" que una línea recta. Generalmente se clasifica en congénita (causada por anomalías vertebrales presentes al nacer), idiopática (de causa desconocida, sub-clasificada a su vez  como  infantil,  juvenil,  adolescente  o del adulto según la fecha que de inicio se produjo) neuromuscular (habiéndose desarrollado como síntoma secundario de otra enfermedad espina bífida, enfermedad motora de origen cerebral, atrofia muscular de origen espinal o un trauma físico. El concepto parece ser tan simple de aplicar.

En el caso de las escoliosis secundarias a Desproporción de Miembros Pélvicos inferiores, por lo general, el profesional de primer contacto recomienda al paciente que  adquiera una ortesis compensadora del tipo de las taloneras con los milímetros que son necesarios o un arreglo en la plataforma del calzado. El profesional da por hecho que de ésta forma está ayudando al paciente.
El mismo paciente se siente ya compensado y seguro con ésta adaptación hasta que vuelve a sentir molestias otra vez, acude con el mismo u otro profesional de la medicina o con algún técnico ortesista y repite la misma solución.

Si desde el principio no se evaluó el grado de escoliosis o se tomó en cuenta éste efecto secundario en la columna Lumbar con evidencia radiológica, observaremos lo siguiente: primero, que los milímetros iniciales de desproporción pélvica han aumentado a razón de un mm por cada cuatro a seis meses en forma silenciosa, es decir sin sintomatología para el paciente. En ese momento, el profesional decide compensar con más altura la talonera o la suela del calzado del paciente sin darse cuenta que la escoliosis es cada vez mayor a la inicial. Por lo anterior: NO PERMITAS TOLERANCIA de NINGÚN MILÍMETRO de DIFERENCIA DESDE EL PRINCIPIO aunque te lo recomienden, no te confíes a las estadísticas ni a la buena voluntad de las personas.

Segundo: Cuando el paciente ya acude con sintomatología secundaria en su columna, es que el grado de escoliosis ya originó una  radiculitis que se denomina Lumbalgía, término que no representa un diagnóstico sino una sintomatología.

Entonces, recomiendo tratar las descompensaciones pélvicas en formas protocolaria en búsqueda de escoliosis lumbar mediante control radiológico y tratarla en caso de que se detecte ésta con método de Rehabilitación a la experiencia de cada profesional y NO TRATARLA EXCLUSIVAMENTE con ELEMENTOS COMPENSADORES en CALZADO.


Dr. JOSÉ CARLOS DÁVILA LEZAMA

Biografía: http://drpiecitos.wix.com/sincirugias





martes, 25 de febrero de 2014

Pie Equino Varo Vs Compresión Intrauterina.










Debemos diferenciar bien el diagnóstico entre pies aductos y pie equino varo ya que es mas fácil corregir los primeros.

Desde el punto de vista anatómico son muy diferentes ya que los pies aductos generalmente son producto de una compresión intrauterina entre los pies del producto antes de nacer. Todos los elementos óseos en formación están completos pero mal acomodados producto de esa compresión. Si este defecto alineatorio permanece por mucho tiempo después del nacimiento, los elementos óseos y tejido conectivo adyacente se desarrollan y crecen anormalmente en la forma tan característica en la que generalmente los observamos.

Lo ideal en tratar estas entidades patológicas de los pies es hacer el diagnóstico preciso antes de que el paciente empiece a caminar o apoyar sus pies
Una gran ayuda representaría el apoyo y la precisión diagnóstica del médico de primer contacto y el recién nacido en cuanto al protocolo de detección oportuna que incluye las displasias de cadera junto con el tamiz metabólico que ya se utiliza por el sector salud.

Es lamentable cuando nos encontramos con pacientes  en que ya observamos las fibrósis de apoyo en la región maleolar externa producto de un constante roce al intentar ponerlos en decúbito supino o pararlos sobre sus extremidades mal alineadas iniciando con esta postura el fortalecimiento del defecto de los tejidos articulares que involucran a la articulación de los tobillos y los huesos propios de ambos pies.

Invariablemente, afecta deformando la zona de los talones donde se involucra en forma muy acentuada el crecimiento del tendón de Aquiles ocasionando con esto que el paciente no pueda apoyar la totalidad de la planta de los pies y si mayormente en la zona metatarsal provocando que el paciente tenga una gran inestabilidad y como consecuencia que inicie su deambulación en forma tardía y cuando la inicie, será en rotación interna en forma grave.

Debemos insistir en la prevención en todos los sentidos, ser altamente eficaces en el diagnóstico inicial sin confiarnos en las estadísticas y mencionar que “por lo pronto es normal” hasta que el paciente empiece a caminar.


Una evaluación radiológica, la interconsulta con profesionales expertos en ortopedia o malformaciones congénitas, ahorrará a los padres de estos pacientes muchas angustias producto de lo que representa en los niños con pies aductos o equino varo.

El manejo suele ser conservador en un principio con los métodos tradicionales si no existe otra alternativa. Al respecto he propuesto un método diferente  pero sin yesos y sin férulas de polipropileno.
Sin estigmatizar los yesos,  cuando no se tiene otra opción es mejor a no hacer nada por el paciente mientras se integra a algo mas actualizado en tratamiento.

Las férulas de polipropileno por lo regular son térmicas y deshidratan el tejido circundante haciendo que los tejidos se atrofien. Un ejemplo que doy, es el de que al utilizar un yeso por ocho semanas al retirarlo, observamos que hay disminución en el diámetro de los tejidos pareciendo un miembro más delgado que el otro. A este efecto le he denominado atrofiante que involucra también a los grupos musculares necesarios en la deambulación de los pacientes.

Por esa razón y por los efectos abrasivos del yeso sobre la piel de los lactantes y niños mayores, difiero de hacer uso de ellos y omitir su uso con una técnica alternativa. 

El profesional será el que decida, junto con los familiares del paciente las tres opciones que se manejan en el tratamiento de ésta patología y que son: Uno) la quirúrgica, dos) el método tradicional o tres) Alineación corporal sin cirugías sin omitir explicar a detalle cada una de ellas.





Biografía: http://drpiecitos.wix.com/sincirugias




jueves, 20 de febrero de 2014

La Marcha y la Ortodoncia...sus efectos



El acto de caminar, implica una serie de mecanismos del sistema musculo esquelético, predominando los sitios de impacto. Como un efecto en cascada, los impactos son proporcionales al peso, la talla, la edad del paciente y la forma de alineación de su marcha, forma de las piernas, tipo de talones, forma de los arcos y la altura con que levantamos los pies al caminar, etc.
Desde el punto de vista genético, nuestros pies están diseñados para andar sin calzado y en superficies blandas como la arena, la tierra, etc., nuestros problemas comienzan cuando nos ponemos calzado y caminamos en superficies duras. Es aquí donde inician nuestros sitios de impacto. Lo señalaré en forma que éstos se presentan:
Primero: el primer sitio de impacto, lo es en el área externa de los talones.
Segundo: el impacto se transmite a la articulación de los tobillos.
Tercero: de los tobillos a la región tibio peronéa.
Cuarto: se sigue a las articulaciones de las rodillas.
Quinto: se continúa a la región femoral.
Sexto: se continua a las articulaciones coxo femorales.
Séptimo: a la región pélvica.
Octavo: se concentra el impacto en la articulación de la lumbar 5ª con la primera del sacro.
Noveno: las ondas de choque, se transmiten a lo largo de los cuerpos vertebrales hasta el atlas o la primera vertebra cervical.
Décimo: continúan hacia la bóveda craneal y el macizo facial, incluyendo los dientes.
Onceavo: se transmite las ondas de choque al tejido blando que corresponde al cerebro.
Doceavo: las ondas llegan hasta los globos oculares y mas.
Como vemos, las ondas de choque, que se inician en el talón, tienen una repercusión generalizada y solo hablamos del primer paso al caminar, ahora multipliquémoslo por cinco a 10 mil pasos por día en promedio de cada ser humano. Aumentándole los actos de correr, brincar o alguna otra actividad relacionada con la marcha.

No por nada, los Ortodoncistas mandan a sus pacientes al Ortopedista, la marcha anormal influye con las ondas de choque en la alineación de los dientes. 

¿Quieres corroborar el peso de tus pasos?

Con una prueba simple, una báscula de baño, puedes determinar el peso de tus pasos al caminar.  Lo relacionas con la altura al levantar los pies al hacerlo. Prueba con un brinco sobre uno de tus pies, veras resultado extraordinarios. El peso de cuerpo se puede multiplicar hasta dos veces el normal, mientras mas levantes los pies al caminar.
De todo lo anterior se deriva que debemos poner especial atención a nuestro calzado, sobre todo a nuestros tacones. Principalmente a la medición del área externa de estos, que como repito, es el primer punto de impacto al caminar.
Lo normal, es que la superficie de desgaste de nuestros tacones es de un milímetro por semana, esto, en el goniómetro, equivaldría a un grado, independientemente del material de que estén hechos nuestros tacones. El material más suave se desgasta  rápidamente. El Neolite es el material que mas resiste al desgaste y es al que me refiero en esta prueba. En un promedio de cinco a 10 mil pasos, en cuatro semanas, el desgaste externo de los tacones llega a los cuatro milímetros o cuatro grados de lateralización de la línea media del talón, cuando el desgaste llega y supera los cinco milímetros o más, nuestros pies inician con problemas de dolor y cansancio que se traduce ascendentemente- ¿cada cuando cambias tus tacones?...lo ideal sería cada cinco milímetros y no expresarlo en tiempo. Hay calzado que casi no se utiliza y aquí, el tiempo sale sobrando.
Esto es válido para los niños y en general para todos. Cuando yo corrijo este defecto, con simplemente cambiar los tacones del calzado cada cinco o seis semanas, el dolor de los pies y cansancio de las piernas desaparecen, claro, hay que adicionar un buen calzado y unas plantillas. A propósito de calzado, yo recomiendo una forma en especial, este debe de ser con características especiales para los niños(as).
La proporción del tacón debe de se de dos centímetros de altura por un centímetro de suela.
Prefiero la horma recta, más si hay defectos de la marcha.
El zapato deportivo debe de ser de bota y cabete, sin alturas, es decir sin tacones, acompañado de sus plantillas para impactos con efectos pronadores o supinadores según el caso. No olvidar la corrección del arco plantar.

Dr. JOSÉ CARLOS DÁVILA LEZAMA

Biografía: http://drpiecitos.wix.com/sincirugias









 



lunes, 17 de febrero de 2014

COMENTARIO: La Razón de éste Blog.


Para muchos, este blog será contradictorio si nos cerramos a lo que ya sabemos y nos han enseñado en nuestras Universidades. Hay un comentario de Albert Einstein: “Si quieres obtener los mismos resultados, debes seguir haciendo siempre lo mismo…si quieres resultados diferentes, debes de hacer cosas diferentes”. Yo me atreví a hacer cosas diferentes a las que me enseñaron en la Universidad y los resultados saltan a la vista. Incluso, a veces se me critica por ser éste, un método poco conocido, en efecto, la intención es darlo a conocer por medio de de este blog.

Otro de los comentarios es que no me baso en ninguna otra disciplina conocida, es cierto en parte, ya que mi preparación es a nivel de Medicina y estoy invadiendo el campo de la Rehabilitación. El interés que he mostrado para desarrollar este método me ha obligado a estar en contacto con muchas disciplinas relacionadas sin llegar a ser un experto en las actividades de los Fisioterapeutas, trabajo que yo alabo por ser una preparación similar a la que obtuve en mis años de formación, pero en diferentes planes de estudio. Quizá mi técnica sea algo “egoísta” ya que en todos los casos no ocupo ningún otro método, no por que yo no quiera hacerlo, sino, porque simplemente no domino lo que los fisioterapeutas realizan todos los días.

Sin generalizar, yo he observado que la Rehabilitación ha evolucionado al grado de que actualmente se utilizan una gran variedad de elementos tecnológicos y no solo es una terapia manual como se menciona. Basta con acudir a los grandes y modernos Centros de Rehabilitación que existen en el país para darse cuenta que no son solo las manos las que rehabilitan al paciente. No se deja de utilizar ortesis en muchos de los casos y mi aparatología son eso precisamente.

Para otros tantos, resultará incomodo tener que depender de las ortesis de alineación y sobre todo, de un taller de Ortesis. No dudo que será decepcionante. Al fin y al cabo, es difícil que algún Rehabilitador o Terapeuta solo dependa de sus manos.

No hay alternativa para mi método, para muchos habrá de ser perfeccionado y superado, es la idea. Para otros, lo pragmático de sus conocimiento estoicos y la no aceptación de que el cuerpo humano no tiene “Marca Registrada” y debe de ser tratado solo por especialistas en cada parte del organismo y sus funciones, estoy de cuerdo: debería ser así pero, no lo es aún del todo y por muchas razones ajenas a nuestras aspiraciones. Aprovecho este vacío para seguir haciendo lo que hago y con muy buenos resultados.

Trato, como mencionan algunos de mis críticos, el de revolucionar la Ortopedia moderna con conceptos antiguos confrontados con metodologías que nacen de las modernas como la Ortodoncia y esto significa una paradoja. El basarme en las diferentes culturas como lo menciono al principio de este blog: los Mayas, los japoneses, culturas africanas entre otras no son mas que, elementos que me han ayudado a diseñar un método y perfeccionar partiendo de recursos limitados materialmente hablando sin pretender ser un Rehabilitador, honor al que me gustaría ser parte. Trato también de eslabonar la Medicina y la Rehabilitación y no separarla.

No creo que eso sea una utopía un eslabón más ya que el Diagnóstico, tarea imprescindible de nosotros los médicos se complementa con la Rehabiitación cuando ambas se requieren. Es en este punto de unión donde creo, debe de consolidarse, compartirse y por que no, complementarse.

Por otro lado, existen conceptos nuevos que son hallazgos muy particulares y que al menos, no los he visto en alguna otra bibliografía.

El concepto de 00330 que significa la diferencia entre lo normal y lo anormal de la alineación de las piernas –sin tolerancias- quizá sea mi mejor aportación a la ortopodología moderna, ya que deriva de la observación y comprobación como lo marca el método científico. Este concepto generaliza a todos los seres humanos y a cualquier edad, sea hombre o mujer, niño o niña. La necesidad  imperiosa de mantener estas  medidas o llegar a ellas por medio de las técnicas sugeridas es el objetivo, cumpliendo con este fin que nuestros pacientes tendrán mejor calidad de vida a lo largo de su crecimiento, desarrollo y estabilidad ortopédica.

La cruel determinación de que si no es 00330 habrá o hay problemas en potencia o lo que es peor: ya los tiene el paciente y habrán de caer los efectos adversos tarde o temprano en forma de “efecto cascada”.
Sirve también, no para segregar sino, para mejorar las condiciones de respuesta física en las diversas actividades de la vida cotidiana, una de ellas, de las mas importantes: la Educación Física de nuestros estudiantes:
No necesariamente el que tenga las piernas mas alineadas será mas apto, sí será quien menos lesiones tenga a lo largo de su vida y las actividades como la natación, serán las ideales para éste fenotipo de piernas 00330. Si queremos un magnífico deportista –no en natación, ni levantamiento de pesas- lo será el fenotipo Genu Varo, ellos son veloces y mucha facilidad para los saltos, unos verdaderos campeones mas si tiene pies cavos pero a los 35 años aproximadamente ya es un “viejo Ortopédico”que habrá de pagar las consecuencias de su vida deportiva de éxitos.
El menos afortunado será quien tiene las piernas en Genu Valgo que por lo regular, se acompaña de pronación de tobillos, valgo de talones y pies planos.

El otro mito descartado de que el pie plano en los adultos no podía ser corregido, también lo he corregido en mis pacientes adultos
Si todo esto lo consideraran en las escuelas desde el jardín de niños, tendríamos alumnos más aptos físicamente clasificándolos de acuerdo a su fenotipo de piernas, corrigiendo los problemas de los afectados y magnificando a los más aptos.

El camino es difícil para los que tratamos de aportar algo en nuestro campo profesional, sería más fácil hacer siempre lo mismo.







Dr. JOSÉ CARLOS DÁVILA LEZAMA

Biografía: http://drpiecitos.wix.com/sincirugias


viernes, 14 de febrero de 2014

HALLUX VALGUS. Sugerencias, Parte II.









Independientemente del grado de desviación del Hallux Valgus, debemos de considerar aspectos básicos y fundamentales con ésta técnica:
Objetivos:
Uno) reblandecimiento articular.
Dos) alineación sostenida de la articulación.
Tres) maduración de la alineación y sostenimiento de lo logrado.

El reblandecimiento se logra con ejercicios de rehabilitación de la articulación con movimientos de rotación, extensión, flexión, aducción y abducción. Se puede añadir cualquier otra técnica de rehabilitación para tal fin.
Primero: haremos un plantigrama estático y dinámico, sobre una cartulina, dibujaremos el contorno del pie. Radiografías de ambos pies.

Traccionamos el primer ortejo hacia la línea longitudinal del pie y dibujaremos su limite, lo que nos dará la resistencia y dureza de la articulación. Lo registraremos en nuestro expediente para ver los avances en el trayecto del tratamiento.

Mediremos la distancia en altura del primer espacio interdigital a la base de la planta del pie. Este dato nos dará la altura del separador a colocar.
El objetivo de la alineación nos lo da la distancia que nos permita la tolerancia del paciente. Paulatinamente y en forma gradual, trataremos de alinear la articulación con el cambio constante de separadores, la colocación de férulas nocturnas para Hallux Valgus y el uso de plantillas en los zapatos correctos.
Segundo: vigilaremos a nuestro paciente en cada cita, cada 21 a 30 días y haremos las mismas mediciones para ir cambiando los separadores en forma gradual. Podemos empezar con un separador en forma de cuña de dos cm de altura por tres cm de longitud y dos centímetros de ancho con unas alas donde se sujetan al espacio interdigital: arriba y abajo. Los separadores tradicionales rosados o de gel, no son muy útiles, ya que su amplitud es mínima y son muy blandos. Yo prefiero el corcho o espuma de alta densidad que es un material muy similar al que utilizan los ortesistas para la elaboración de los arcos longitudinales. Estos se colocan durante el día para que cada paso que de el paciente sea terapéutico.
Recomiendo que el separador sea aseado con benzal antes de utilizarlo. Al colocárselo, debe de ser con alguna crema antimicótica y sujeto con una calceta.
Recomiendo iniciar con los separadores por la noche para que el paciente se familiarice con ellos en cuanto a la sensación y presión contraria que estos ejercen en el espacio interdigital correspondiente.
Recordemos que la amplitud total del separador debe de ser en un 50% e irlo aumentando cada 15 días hasta obtener la liberación de la articulación que se mide en elasticidad y reducción de las molestias previamente registradas en nuestra radiometría y expediente clínico.
El siguiente paso es el de que el paciente debe de caminar y con ellos durante su jornada de actividades del día. Igual, recomiendo que lo utilicen por 20 a 30 minutos varias veces al día hasta que se adapte muy bien a ellos. Junto con las plantillas en un calzado de punta amplia o tipo juanetero.
Estos separadores que de inicio son nocturnos, serán suplidos por las férulas nocturnas tradicionales en sus diferentes tipos que ya se encuentran pre fabricadas para su uso en distintos tamaños que son chicas, medinas y grandes. Igual, las hay de diferentes materiales. Estas y los zapatos son los únicos elementos que pueden obtenerse ya pre fabricados, de igual forma, ya existen multi separadores digitales para los ortejos pre fabricados.