Buscar este blog

jueves, 16 de junio de 2016

TAMÍZ ORTOPÉDICO ESCOLAR…INSISTIENDO








Tamíz ortopédico más allá de los cinco años de edad. Con el objetivo de instalar el Tamíz ortopédico en forma constante, insistiendo por estas vías sociales la difusión como principio básico para la DETECCIÓN OPORTUNA de las alteraciones ortopédicas en Medicina General. Muchos se preguntarán ¿por qué poner como “punta de lanza” en esta campaña a las escuelas del país? Mi respuesta es y será por el momento, que es debido a la capacidad polifacética que tienen los profesores en general para adaptarse a los programas que ya desempeñan en cuestiones de salud ¿Cuántos alumnos han sido llevados al médico por haberle detectado un problema en la escuela? La familia es importante también en esta detección oportuna pero, no todos los padres de familia estamos preparados para detectar los problemas médicos en nuestros hijos, es decir, carecemos de una metodología al respecto en la mayoría de los hogares y surge otra duda: ¿por qué excluimos parcialmente a los médicos en estos objetivo si es su función primordial? Es un círculo vicioso que explica de algún modo esta problemática de detección y en quién debería caer la responsabilidad de hacerla: Primero, debe de ser compartida por todos, pero debe de existir una metodología oficial sin ser excluyente. La familia del niño o niña está en contacto al 100% todos los días con ellos. Los profesores en un 60% en contacto con ellos en las escuelas y ya tienen una metodología asignada en problemas de salud, lo que hace una gran diferencia con los padres que en algunos casos, interactúa el nivel socioeconómico de los jefes de familia lo que se traduce en desconocer una metodología de detección por su nivel de preparación académico, agregamos que los padres trabajan y hay poco tiempo para los hijos, somos “papás cuervo” ya que no vemos defectos en nuestros hijos hasta que alguien nos lo dice y relegamos esas responsabilidades a los médicos. Bien, nosotros los médicos solo tenemos un contacto del 10% en la vida de los niños y las niñas: al momento de nacer, control cada mes hasta los doce meses por eso de las vacunas y demás programas de salud, después los revisamos solo cuando están enfermos. El nivel de contacto médico-paciente  DECRECE a medida que aumenta la edad ¿no lo creen así? Hagan una remembranza de cuántas veces en su vida promedio de 20 años de edad han tenido que ver al médico. Si contabilizamos los días de visita al médico no superan las doce ocasiones por año en una persona de los cero a los diez años de edad, debería ser ese el promedio. De los 10 a los 20 años, cuando mucho en diez ocasiones (una visita al médico cada año) y de los 20 a los 40 años no supera las cinco veces una visita al médico cada dos años). Después de los 40 años, las visitas al médico se vuelven más frecuentes ya que necesitamos más atención médica por nuestras dolencias propias de la edad. Con sus respectivas exclusiones, hay personas que requieren de más atención médica continua.

Entonces, por la frecuencia (100%) deberían ser los padres. Por la frecuencia (60%)  y por metodología los profesores.  Los médicos (10%), debemos ser más participativos pero carecemos de la frecuencia de contacto médico-paciente en la vida de las personas, entonces nuestro trabajo debe ser más de calidad que puede sustituir a la frecuencia. Si a un padre de familia le decimos que su hijo está bien, ellos se van con esa satisfacción y tranquilidad pero ¿si solo le revisamos la boca y omitimos la exploración clínica completa? La calidad se desvanece ya que perdemos una gran oportunidad en la vida de las personas en su tiempo de contacto médico-paciente. Es por el momento una utopía en la mayoría de los países que un paciente sea bien estudiado en su modo de contacto-médico pero ya vamos progresando, ya hay Tamíz metabólico, tamiz auditivo, examen de los ojos, examen de los arcos plantares entre algunos otros. Mientras, yo seguiré insistiendo en el Tamíz Ortopédico más allá de los cinco años de edad. #TamízOrtopédico


Sin duda, nuestros profesores no se han negado hasta ahora a ser participativos en los programas de salud. También se debe de pensar en un incentivo al trabajo extra que se desempeña en las escuelas del mundo.








 



Biografía: http://drpiecitos.wix.com/sincirugias